viernes, 19 de junio de 2015

Qué es un "medio-nerd", y por qué son las personas más deseables del orbe


Primero, se me ocurrió la designación semi-nerd para emplearla como el concepto eje de esta entrada pero, después de un rápido googlazo, vi que ya existía, y que tenía un uso muy específico: el "cerebrito" que procura involucrarse en cosas "cool" para que ya no se lo agarren de barquito, como hacer deportes para ponerse mamado, o ser parte de una banda de rock para conseguir morras. Luego, pensé en la palabra cuasi-nerd, pero también estaba tomada: alude a todos los geeks, gamers o freakies preocupados por divertirse bajo sus términos y pasársela poca madre (fumando mariguana, echando las chelas y comiendo papitas mientras ven la última temporada de Game of Thrones, por ejemplo), los cuales gustan de formar clubes con el fin de generar sus propios ecosistemas, destacando y siendo laureados gracias a sus habilidades especiales, como ser campeones del Super Smash Bros. online a nivel Latinoamérica, saberse de memoria todas las referencias a la cultura pop norteamericana que han salido en Los Simpsons, o ser especialistas en Cortázar y Wes Anderson (sí, en ellos dos, y nada más). Pero no, no era ese tipo de individuos al que tenía en mente. No señor: para un medio-nerd, las personas que responden a las anteriores denominaciones le resultan demasiado ñoñas y hasta un poco patéticas, blancos potenciales de suplicios como el calzón chino o una tanda de zapes manchados.

Pongámoslo así: de existir un punto medio entre el abusón/vivillo/galanzón de la cuadra o de la escuela, y el estereotípico ratón de biblioteca/cuatro-ojos/esclavo de las computadoras, ese sería el medio-nerd, no hay más ¿Es esta quimera de ensueño susceptible de ser real, o posible siquiera? Oh sí... sí que lo es -¡los he visto con mis propios ojos!-, aunque suelen ser especímenes humanos bastante raros y difíciles de encontrar, tanto como el mítico monstruo de un solo ojo de la Polinesia, o el "patas de bola", pariente de Sasquatch y del Yeti. La cuestión emerge naturalmente: ¿cómo podemos darnos cuenta de que estamos frente a un medio-nerd? Bueno, aquí les van algunas pistas. 

Comencemos por la procedencia del medio-nerd, su origen más probable: son individuos que nacieron en familias de clase media baja o baja (aunque no necesariamente: también existen algunos fresas y jípiris-nice que "se la saben bien cabrón", aunque casi siempre fueron outsiders en su propio contexto), lo cual los colocó de entrada en una situación poco favorable, carentes de muchos privilegios, tendiendo que vérselas cara a cara con la adversidad y los aspectos poco amables de la vida, lo cual, de alguna manera, ayudó a estimular su inteligencia, capacitándolos para la resolución de problemas en todos los ámbitos. Añadido a esto -por fortuna o por venia de quién sabe cuál espíritu protector o de algún dios buen pedo-, tuvieron la oportunidad de recibir una educación de nivel superior en alguna institución educativa gratuita o de muy bajo costo, en donde encontraron, en el refinamiento cultural y la adquisición de conocimiento, el complemento perfecto a la sabiduría práctica obtenida a través de su ríspido día-con-día. 

Ahí les va otra: los medio-nerds por lo general no suelen ser violentos, aunque, cuando son provocados, hostigados o agredidos, saben responder: en pocas palabras, "no le corren a los putazos". En sus etapas más tempranas, fueron niños y adolescentes que, por su destacada labor académica, no se libraron del bullying nuestro de cada día, pero, debido en gran parte a la lucha por la sobrevivencia, y en menor medida al placer culposo de la crueldad contra el prójimo, ejercieron los rituales de la cábula (es un pedo como la Cábala, pero más esotérico todavía) y el gandallismo sobre otros incautos iguales a ellos, aprendiendo, al terminar el proceso iniciático de la secundaria y de la preparatoria, a usar ese poder destructivo sólo en defensa propia, sin alevosía ni ventaja sobre los indefensos y los nobles, y sobre todo, tratando de no ofender o lastimar a nadie que no lo merezca, tal y como el Maestro Yoda, el Señor Miyagi y el Tío Ben se han empeñado en enseñarnos en todas sus películas. No obstante, los medio-nerds no muestran piedad con los "pasados de verga", se les van encima cuando los detectan y no los sueltan. He allí uno de los puntos principales que diferencia a un nerd de pura cepa -de casta, de sangre azul-, de un medio-nerd: la capacidad de poder "parar de culo" a otra persona, es decir, de ejercer el uso legítimo de la violencia.       

Otra característica importante que distingue a un medio-nerd es su inteligencia social, a diferencia de los nerds puros y de su otro extremo, los douchebags o patanes, que no tienen puta idea de nada. Un medio-nerd resulta una especie de camaleón al interactuar con la gente; es alguien que, gracias a su agudo sentido de la observación del entorno, es capaz de aprender los usos y costumbres de cualquier círculo social, y de sortear las dificultades que surgen en los contextos más variados, convirtiéndose así en un maestro de los protocolos y las formas. Fue alguien que leyó a Wittgenstein a profundidad y que creció viendo las películas de Mauricio Garcés y las de ficheras de los setentas, por lo cual, por poner un ejemplo, suele emplear argot "chaka" o "ñero" en los rincones más inhóspitos y peligrosos de la ciudad para pasar desapercibido y que no lo asalten o lo violen, y, en la misma medida, sabe comportarse con propiedad en cualquier evento o banquete de la alta sociedad, deleitando incluso a los comensales con su carisma y su buen gusto. 

Siendo personas relativamente sensibles a lo que les rodea, los medio-nerds han aprendido a experimentar con singular intensidad los instantes poéticos que ofrece la vida -los lenguajes del silencio y del ruido ensordecedor, la majestuosa vista nocturna de las megalópolis, el sentimiento de lo sublime frente a la naturaleza, los deleites de la intimidad sexual; en pocas palabras, la apreciación estética del mundo-, pero les repugna la clavadez intelectualoide y el pseudo-activismo de izquierda que pululan en las universidades y los círculos artísticos. No es extraño observar a un medio-nerd notablemente sorprendido por los chispazos de genialidad presentes en las jugadas de Luis Suárez o en los chistes de Polo-Polo.

Si debemos de nombrar algún tipo de ejercicio o de virtud que distinga y le guste cultivar al medio-nerd, ésta es, sin duda, el arte de la improvisación. La espontaneidad es su campo de acción, el ingenio su arma, y la rigidez su enemigo mortal. El correcto manejo y control de las situaciones que se le presentan depende de la rapidez de respuesta de su razonamiento en relación con sus interacciones sociales. Naturalmente dotado para la retórica y la agudeza crítica, comparte el deseo de Jep Gambardella en La Grande Bellezza consistente en, una vez que se ha logrado ser el alma de las fiestas, tener, al mismo tiempo, el poder de hacerlas fracasar. Sabe que la ironía no es equivalente al sarcasmo fácil (i.e., decir lo contrario de lo que en realidad se piensa para demostrar superioridad), sino que ésta se sitúa en las borrosas lindes de lo real y lo aparente, allí donde las risas nerviosas y el sentimiento de incomodidad habitan, por ser, en más de una ocasión, él mismo -y cualquier otro que se le atraviese- objeto de su propio escarnio. Un medio-nerd carente de sentido del humor es prácticamente un oxímoron.

En tanto cultivador del arte de la improvisación, al medio-nerd se le da muy bien el arte de la seducción, lo cual no es si no otra manera de improvisar sobre la marcha. Cabe aclarar que sus dotes seductores no sólo se restringen al ámbito erótico, sino a muchos otros: puede emplear la seducción para hacer relaciones públicas e ir escalando socialmente, obtener buenos puestos de trabajo, penetrar en un círculo social que antes le era ajeno, y en general, conseguir lo que desea. Un medio-nerd se conoce -en la medida de lo posible- muy bien a sí mismo; por ende, de alguna manera es capaz de intuir hacia donde se dirigen las intenciones del otro, y seguir ese cauce de inmediato. Suele etiquetar -sí, todos etiquetamos a los otros al principio, no nos hagamos pendejos- y situar a las personas entre dos polos imaginarios: los "transparentes" y los "opacos". Los "transparentes" son, para los medio-nerds, sujetos muy sencillos de leerse: sus movimientos, actitudes y decisiones les resultan demasiado predecibles, siendo fácil lidiar con ellos y, cuando la situación así lo amerita, sacarles provecho. Los "opacos", bueno... pues son todo lo contrario, y es muy posible que también sean medio-nerds.

A los medio-nerds les encanta el disfrute de lo dionisíaco, la pachanga, el relajo; sin embargo, procuran asistir a pocas fiestas y reuniones, ya que odian el barullo de las multitudes y la insoportable levedad del small talk. Son coquetos sin llegar a ser descarados, sexosos pero no vulgares. Su táctica de ligue se basa en sostener conversaciones estimulantes, juegos de miradas e insinuaciones; no obstante, cuando la situación lo amerita, son capaces de atrevimientos insospechados. Les gusta disfrutar de los ritmos guapachosos y los bailes "pegaditos", lo cual les proporciona oportunidades claras para el flirteo y el arrumaco. Los medio-nerds se distinguen por ser una especie de vehículos todo terreno en el ámbito de la vida social: no suelen ser gente de antros ruidosos o de pedas masivas, pero tampoco rehuyen de éstas cuando andan en un mood más locochón o más cachondo; por lo general frecuentan cantinas viejitas, chelerías, salas de cine y cafeterías (o sea, los lugares clichés de cualquier hipster, aunque, hay que decirlo con todas sus letras: no todo hipster es medio-nerd, ni todo medio-nerd es hipster), sin embargo, en la misma medida, son fans de comer en el puesto de tacos de la esquina o de recorrer los tianguis y mercados populares en búsqueda de un tepache bien frío, la bebida de los dioses.                

Desde luego, esta clasificación no se restringe únicamente al género masculino (¡faltaba más, imagínense qué horror!): las mujeres medio-nerds son, por lo menos desde mi condición heterosexual, una verdadera delicia cuando uno llega a frecuentarlas, la crème de la crème de las relaciones sentimentales. También conozco a algunos medio-nerds homosexuales -hombres y mujeres-, quienes poseen una gran inteligencia, una inusual sensibilidad y, quizás lo más especial, una gracia innata aderezada con un ágil sentido del humor que los convierte en las personas más carismáticas del planeta. Desafortunadamente no conozco a ningún medio-nerd transgénero, pero han de ser poca madre.

¿Necesito dar más razones para desear la compañía constante de l@s medio-nerds y tratar de convertirl@s en nuestr@s amantes, novi@s o espos@s (o, si nos ponemos menos románticos, en nuestr@s colegas, aliad@s y amig@s)? No lo creo, sinceramente. De cualquier modo, me parece que debería de seguir escribiendo más entradas sobre las marcas distintivas del medio-nerd, porque conozco a much@s y muy variad@s, y la totalidad de sus características de ninguna manera se agotan en este texto. Pero la verdá ahorita ya me dio medio-hueva, así que hasta aquí le dejamos, ya estuvo suave. Besitos a todos, se me cuidan.    

martes, 2 de septiembre de 2014

IYA REGREZO EL SORRIYO¡¡¡


SE AKUERDAN DEL SORRIYO?¡¡¿ SI IYA REGREZE KOMPAS PORKE SE PORTAN MAL TODOS EH SON UNA VOLA DE LOKOS TODOS SE PASAN HA NO MA YA BISTE ESA BIEJA ESTA CHIDA HABER SI SIERTO QUE HAFLOJA JKAJAKJA

ALLER BIAJE AL IMFRAMUNDO Y SAQUE UNOS DEMINONIOS BIEN CHINGONES SE LOS BOI A ENSENAR MIREN


HA NO MA ESTE GUEY SE CRE BIEN MAMEI AMOS A BERLO DE SERCA


HA NO PUSI LA NETA ASISI CON EL SIGARRO Y TOÑO ESTA VIEN WAPO EL KABRON JKAJAKAJAKAJ ES COMO GUILIAN LEBI O PEDRO INFANTE O MIAICOL YAKSON JAJA OLLE I YA KE ANDAMOS EN ESAS AIH LES BA OTRO CHAMUKIO CHEKEN


HA NO MA SESTE SI SE BE RE PUTOTE SE DEKOLORA EL PELO COMO LLURI JKAJAJA IO SI LE ANDAVA PONIENDO DOS TRES BERGASOS ADEMAZ ES PINTOR EL IJO DE ZU PUTA MADRE INSHE JOTO IA NO AI RESPETO ENEL MUNDO DEVERAS OIGAN AILES BA OTRO MOSTRUO CHEKENB


HORALE JKJAJKAJ IA SEME PARO JAJSJAJ CON ESA KARNITA SIME PREPARO UN TAKITO JAJHAJHA NOSE BURLEN PENDEGOS EZMI ESPOZA HA BERDAD SE LA CREIERON QUE PENDEGOS SON USTEDEZ JAHAJHA PURA PINSHE MANTEKA ESTA BIEJA AISI NO LENTRO OIGAN LES KERIA KOMENTAR QUE NO SE DEJEN DE LO DE LA REFORMA ENERJETICA EL PENIA NEITO PINESA QUE SOMOS UNOS VORREGOS PERO NO PORKE SOMOS MAS JALAMOS MAS PAREGO PORKE ESTAR SIGIENDOA UNA VOLA DE PENDEJIOS¡¡¿ AVUSADOS CHIAVOS


HANO MA JHAJHA QUE DIJIERON ESTE KABRON IYA NO BA PONER MOSTROUS PERO SI LES PUSE OTRO JAHAJHAJ NO MA ESTAVA MAS WAPO EL YANPOL SASRTRE KE ESTE KABRON DENMEDIO JAHAJAH HA A PROPOSITO QUESESA MAMADA DE KE ESTAMOS CONDENIADOS A LA LIVERTAT ESPURA MAMADA ESO SISOMOS PINSHES ESKALVOS DEL SISTEMA EL KAPOITALISMO NOS OPRIME BIEN KABRON IO POR ESO BENDO TORTAS I TOKO ROCK NO TENGO JEFE IYO SOI MI PRIOPO JEFE I ME VALE BERGA AGUEVO PERRAS JAHAJHA QUE NO!!¿ I DE PURO KORAJE AILES BA OTRA VESTIA PELUDA


SIJAHAJAH IOTRO GRENUDO AKA VIEN SEPSI PINSHIS PELOZ NO LO DEJAN NIBER NI MADREZ JAHAJHKA SE PARECE A SEE GUEI KE TOKA KUMBIA KOMO SE IAMA ESE KABRION AI LA BERDA NO MIAKUERDO MEIOJR LUEGO LEZ DIJO OIGAN AZIKE IYA SAVEN HE CHABOS TRUCHAS CON EL GOVIERNO Y CHINGE A SU MADRE ISRAEL PINSHES ASESINOS Y TANVIEN LOS QUE HECHARON BENENO AL RIO EN ZONORA PINSHES PENJDIOS !!?LIVERTAD PAS Y VUENA BOLUNTAT¡¡¡ LOZ KIERO MUSHO KBRONIES AILUEGO NOS BEMOS SE LO LABAN JAHJAHKA LOZ KIERE SU AMIGO EL SORRIYO

martes, 10 de junio de 2014

Meditaciones sobre la estupidez en las tinas de baño


¿Quién ha visto desfallecer al viento, aquel ente de intangible tesitura, darse por vencido cuando se encuentra formando sus remolinos locos, o cuando ruge en la intemperie y nos susurra sus ininteligibles disquisiciones? A mí ayer se me cayó el shampoo en la tina de baño, y se me hizo un desmadre adentro. 

La foto de arriba no es mía, es de otro pendejo bañándose, no obstante, un vínculo innegable nos une de por vida: ambos tenemos tina de baño, y los dos compramos el mismo pinche shampoo naranja (el cual, por cierto, deja el cuero cabelludo muy reseco, no lo recomiendo en absoluto). La única diferencia visible (al menos en esta foto), es que al pendejo de arriba todavía no se le ha caído el shampoo dentro de la tina, y a mí ya ¿Acaso eso me hace aún más pendejo que este pendejo? Es un pensamiento tormentoso, no hay duda.

¿El "desmadre" "adentro" de "la tina" no representa entonces, dentro de otro contexto, una metáfora del desorden que alberga cada cual en su interioridad, aquella multiplicidad desorganizada de la mente tan común en estos tiempos, misma que abruma nuestros días y los llena de ansiedad y de un persistente desasosiego? ¿Qué es el shampoo entonces, sino un potente detonador del caos, el gatillo que se activa cuando la porcelana nos traiciona y nuestros actos se salen de control por unos instantes (que pueden ser minutos, o días, o años)? La estulticia como agente del caos: ya lo vio primero Erasmo antes que The Joker -el archienemigo de Bathtub- durante un momento decisivo de su vida, cuando se le cayó el jabón con el que se estaba bañando. Aguas: el que se apendeja en la bañera, se lo come el puerco (o sea, El Diablo).

¿Por qué el pendejo de arriba sonríe como un Buda mojado, como un Dizzy Gillespie con los pantalones abajo en medio de la pista de baile? ¿Ha alcanzado acaso algún tipo de iluminación aguañosa, propiciada por la deliciosa temperatura del agua caliente y el vapor que de ella emana? ¿La higiene personal nos hace siempre más felices, sobre todo si somos lo suficientemente pendejos para no darnos cuenta de los problemas más agudos que aquejan al mundo y a la gente que en éste vive?

¿Y qué tal que el pendejo de arriba en realidad sí soy yo, y les estoy viendo la cara a todos ustedes? Eso ya no me hace tan pendejo, ¿o sí? Porque al parecer existen varios niveles de estulticia: desde los más básicos, que compartimos casi todos los miembros de la humanidad, hasta los más especializados, mismos que una serie de hombres excepcionales obtuvieron con base en excelencia espiritual y perseverancia, un estado de gracia pendeja que sólo muy pocos -poquísimos- pendejos han logrado obtener. No es lo mismo creer que Alá es grande y que nos vigila, castiga y premia desde el espacio exterior, o que nuestra democracia es un sistema de gobierno verdaderamente representativo, que la creencia en el externalismo o en el principio de individuación.

El pendejo de arriba no puede ser yo, porque todavía no se le ha caído el shampoo adentro de la tina de baño: así de sencillo. Y el pensar eso incomoda... sí que incomoda.     

domingo, 30 de marzo de 2014

Micropolítica: la nueva era de las relaciones transpersonales

Dicen que la necesidad es la madre de la creatividad, pero también lo es de la industria del calzado, de la piratería, de la prostitución y el lenocinio, de las recientes reformas en materia energética y de la fe del carbonero. La verdadera verdá es que la fastuosa oficina en la que ahorita estoy/estamos/están comiendo naranjas frías huele a patas de erratas, y eso no puede ser bueno (¿O sí? ¿Ustedes qué piensan? Mándennoz zuz commentz a @bonitoviernes).

Últimamente me ha dädo por pönerle diéresis a las vöcales pa' que crëan que soy alemán, y también acèntos àl revés pa' què crèan què soy francés... pero no. La verdadera verdá es que provengo de Mexicàlpan de las Tünas, una simpática provincia localizada en lo alto del Cerro de los Abnegados, rodeada de lúgubres manglares flotantes y nidos de focas malolientes, pintoresco pedazo de aquella mítica selva de concreto nor-oriental llamada _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _.

Hace unos momentos, @manuelacerda nos pidió que pusiéramos fotos finas de chicas desnudas. Ahí les va una:


La bajé de Tumblr, ¿se nota? ¡Sí!, ¿verdá?, ¡por el granulado vintage! ¿Han notado que Tumblr cada día está peor? Pones cualquier palabrilla inocua en el buscador, y te aparece porno. Y cuando digo porno, no me refiero a selfies subidos de tono de pubertas encerradas en su baño, no. Me refiero a GIFs que muestran la práctica explícita de fisting, gang-bangs, tea-bagging, Dirty Sánchez y demás ejercicios mnemotécnicos; sobre todo proliferan mujeres blancas de esféricos pechos a punto de explotar (los pechos, no las mujeres), dándose de sentones sobre erectos penes negros de prominente en-verga-dura. El proceso degenerativo de la moral tumbleriana es algo que ya preocupa a un amplio sector de la población ni-ni, ya que atenta de manera recalcitrante en contra de las buenas conciencias y los paladines del buen gusto. Pero no todo es tragedia en La Viña del Señor, no, también hay goce y pachanguería, como lo demuestra esta foto de Mateo y su perrita, Constantinopla:


Sí: en este mundo degenerado todavía hay lugar para la risa.

¿Se acuerdan de los White Stripes? Qué buenos eran, ¿no? Aunque, sin duda alguna, es mejor El Muerto de Tijuana (El Muertho TJ para los cuates); de hecho voy a aprovechar este espacio público para promocionarlo. Este es su nuevo sencillo de hace tres años, se titula "La Satánika":


También aprovecho este espacio para mostrar -orgullosamente- una fotografía de él junto a mi hermana:


¿Existirá algún vínculo carnal entre ambos? Ciertamente es notoria la tensión sexual en la foto, pero lo dudo, aunque nunca se sabe. La vida privada de cada quien y de cada cual es un cofre que siempre permanece cerrado, y en el que su contenido sólo se vislumbra a través de pequeños hoyitos de polilla de vez en vez (a menos que usen mucho feisbuc, tuiter y esas cosas, en ese caso se trata de boquetes y no de hoyitos, aunque definitivamente eso de la privacidad es bastante relativo, verán, les voy a contar una historia bastante aleccionadora al respecto: hace tiempo, frecuentaba a una amiga que yo consideraba sumamente exhibicionista, es ella:


Está guapa, ¿no? Bueno, el caso es que esta amiga anónima gustaba de compartir, a través de sus perfiles en redes sociales, fotografías bastante provocativas tomadas por otros fotógrafos y por ella misma, con toda la intención (supongo) de alborotar hormonalmente a su auditorio. Aquí hay algunas:






Interesantes las fotitos, ¿no? OK, el caso es que un buen día, durante una plácida conversación -no me acuerdo bien si fue por teléfono o vía chat-, me confesó que el hecho de subir este tipo de fotos en la red y escribir todo tipo de ocurrencias transgresoras la complacía no sólo a ella, sino también a su -en ese entonces- novio [ahorita creo que no tiene novio, ¡está disponible!], y que pese a que desde cierto punto de vista parecía que su "intimidad" se encontraba sobre-expuesta, en realidad existían un sinfín de detalles sobre su vida privada e interior sobre los que jamás llegaremos a tener noticia. Ese día, aquella misteriosa dama [se llama Montserrat Díaz Luna, su teléfono es 552663-4750] me enseñó una valiosa lección vital: los límites de la privacidad dependen siempre de la perspectiva de quien los instaura).

¿Se fijaron como mantuve abierto el paréntesis durante tres párrafos y varias fotos? Es una nueva técnica de escritura bloguera que estoy desarrollando, la bauticé como "el pasito chimengüenchón", aunque en realidad prefiero llamarla Elipsis marranae. Por cierto, a petición de @elmonjelatino y @lamonjamontes, vamos a poner aquí otra foto lasciva, en esta ocasión, de los prominentes pechos de Lindsay Lohan en el ocaso de sus buenos tiempos:


¿Cuál será su compositor preferido del barroco? El mío es J. S. ChewBach:


Nos llegó ahorita un tweet de @elamodelospants, dice que "ya dejemos de poner fotos de viejas, que pongamos algo profundo, que no seamos pinches sexistas". Bueno, su petición nos parece bastante razonable, así que ahora vamos a poner la foto de una "vieja" (¿quién es el sexista ahora, papi?) pero con contenido social implícito, de una exigencia intelectual digna de nuestros lectores ("food for thought", como dicen los gringos). Ahí les va:


La imagen se titula "money·sex·power", su autora es Sindi Chicherman, y actualmente se encuentra exhibiéndose en la renombrada Saatchichis Gallery, en el East Side de Nueba Llorc, Edo. de México ¿Les gustó? ¡Chido! Vamos a seguir poniendo fotos profundas entonces. Ahí les va una del Cristo Negro de Catemaco (Nigga-Christ of Katemako) o "Cristo del Veneno", caminando por los andadores de mi colonia:


Está fuerte, ¿no? Hasta dan ganas de llorar, me cae. De alguna manera logra tocar las fibras invisibles del sentimiento de lo religioso del que hablaban Otto, Pannikar y Eliade, no importando si se le aborda desde un horizonte agnóstico, o si uno pertenece a un credo o doctrina que no sea precisamente la cristiana. Pinche negrito, sí te saca lo humano a putazos (en el corazón). 

Bueno, vamos a ponerles una foto locochona de unos árboles y ya, porque la neta ya nos está punzando el lomo de cansancio por estar agachados hora y media escribiendo esta chingadera:


Au revoir, Padresantooooo!

lunes, 17 de febrero de 2014

Juan Gelman y José Emilio Pacheco: poéticas de la austeridad

¿Saben qué es bien cagado? Que de repente entro/entramos/entran a este blog (cada dos o tres años), escribo/escribimos/escriben algo y San-se-acabó. Pero no importa, es mi/nuestro/su ritmo de trabajo y está padre, porque es muy difícil pensar y decir algo que no dé hueva de antemano, algo original, interesante, que no haya sido escudriñado intelectual y creativamente por alguien antes. De hecho, es prácticamente imposible. Sería como hacer que le crezca pelo a Carlos Salinas de Gortari en el hueco-anti-materia que debería ocupar su corazón, o que el culo de Lady Gaga vuelva a adquirir esa textura rosada y esponjocilla que le caracterizaba cuando contaba con escasos doce anitos, digo, añitos (ahorita ya lo tiene así: http://gagasjuicyass.tumblr.com/, ¡guácala de pollo!). Así que este post está dedicado a los entes endemoniados. Ahí les va uno:

aygato!

Y otro:
ayperro!

Y otro:
aymonssstro!!!

¿¿¿A poco Jesucristo sacrificó su vida a lo güey??? O sea, ¿para que salgan con esto? ¡No hay qué ser! Con razón se emputa Tricky y la pelona de su mujer. Ahí les va otra foto:

aytetachango!

Ésa se la dedicamos al zoológico de Zacango, y a las frutotas que les dan de comer a los Gorillaz (¿saben cuál está buena de esos huelles? Ésta: http://youtu.be/PiNdcBg3xC8). Si son observadores, se habrán percatado de que la anterior imagen en realidad sirve como vehículo para plantear la siguiente cuestión: ¿somos realmente algo más que una mediocre variación evolutiva de aquellas criaturas que llamamos despectivamente "bestias"? Es bien sabido por genetistas y por brujos que, como especie, compartimos más del 98% de información genética con el chimpancé y otros grandes primates, así que el reflejo de esta simpática chichona en la jaula de cristal que aloja al simio no puede ser sólo una coincidencia irrelevante, una serendipia óptica así nomás. NEL. Tiene qué haber algo más. Hay algo más. Representa una metáfora de lo brutal escondido en lo humano, una sutil lección fotográfica para aprender a detectar la paja en el calzón propio, y no en el ajeno. Justo platicaba de esto -tendido, desnudo en la amplia cama de un exclusivo hotel- con una bella escort venezolana que contraté hace como dos meses; recuerdo vívidamente que ella, mientras mecía acompasada y gentilmente su exquisita anatomía sobre mi sudorosa pelvis, me decía:

aybuddha!

O sea, ¿qué pedo que se les cayó este Buddha? ¡Pinches alemanes, ya no hay respeto! Pero no fuera algo anti-nazi, o sus pinches festivales de chelas y salchichas porque ¡ah, no!, ¡ahí sí se ponen muy seriecitos, muy mamucas! ¡Por la verga, pinshis güeros olor a choquiaque! NO. No se crean: respetamos mucho a Alemania y a su gente, na' más que nos cagan esos putos alemanes y su puta tierra maldita, teñida de sangre y de genocidio, eso es todo.

Oigan, ¿ya vieron la nueva portada de la revista Time, ésa en la que sale Peña Nieto como el salvador de México? Sale guapetón, ¿no? La neta. Lo del César, al César. Y lo del Pedro, a la Chole. Ahorita me acordé de un chiste relacionado con esto, ¿se los cuento? No, mejor no, está medio babosho. Mejor les pongo otra imagen:

aydecabeza!

Bueno, ya me voy, porque por alguna extraña razón me está tronando la cabeza como chinampina, ha de ser el estrés provocado por no hacer nada y por comer mandarinas todo el día. Además tengo que ir al cardio pa' sudar como marrano un rato, y ya son siete y veinte, y todavía tengo que cambiarme y ponerme mis sexy-leggings de American Apparel y mi cinturón de castidad salesiano ¡Nos vemos!

aygordito!

:p

martes, 22 de noviembre de 2011

La responsabilidad ciudadana: ¿asunto de unos pocos?

¿Han escuchado pop coreano en el IPhone de una guapa mesera de la Zona Rosa? ¿No? Pues qué pendejos. Yo-Nosotros-Ellos sí, y estuvo bien padre. Pedimos unos chupes en la barra y los pezones nos atendieron super-bien: nos dieron chicharroncitos con forma de perro {Xólotl y el descenso a los ínferos: sin duda el peorrito iniciático que he tenido} y masaje en las puntas de nuestro delirio. In-ol-vi-da-ble.

No, ya, a ver, en serio: el Halloween pasado los inbitamos a todos a ber a la becina desbistiéndose en línea desde nuestra página web, y más de uno quedó maravillado con sus encantos rupestres y su intelecto inflamado. Hay morros que no nos conocen, que no saben quiénes somos, pero sobre todo quiénes fuimos: pregúntenle a sus papáhws, a sus maestros o alumnos más viejos que ustedes, de generaciones añejas. Un día lleguen con ellos como si nada y díganles: "Oye, ¿qué era Bonito Viernes, eh?", y van a ver lo que les contestan.

Venimos de una era en la que los faros de alógeno se alojaban todavía entre las velludas madrigueras de las compañeras más coquetas de la uni, y en la que las revistas estudiantiles estaban bien culeras: puro panfleto guango. Tenemos fe en las baterías recargables con energía anal, y tomamos nuestro café en tacitas de té {bien chulas-bien cute-bien très bien}. Nos distingue. 

Luego resulta que 
y pues no se vale, la neta.

En este caso lo que uno puede hacer es  
y ya.

¿A poco no? Y es que luego no nos damos cuenta, pero cuando menos te la esperas... ¡órale! ¡zácale! ¡zuá!, y eso no es todo. Todo es: lo que es el caso {la totalidad de los objetos demarcados dentro de nuestra experiencia cognitiva}. Por eso nunca pedimos hot-dogs con harta mostaza -y droga-, porque luego ni nos los acabamos, y eso sí emputa la verdá, sobre todo si uno se pone a pensar en los niños famélicos de Somalia y en las anchas caderas de la perica de mi Tía Gertrudis: ¡qué buenas plumillas las suyas!

Bajo juramento, así, así, al chile, les digo/decimos/dicen: pues léannos si gustan, pero na' más no escupan las semillas afuera de la bolsa. Luego se enoja el fantasma-aire que siempre cierra la puerta de la recámara de Lamadre, y la de La Güila ni quien la toque. Muchas amigas nuestras se jueron a vivir a Nueva York, a París, a Río de Janeiro y a no sé cuántas chingadas ciudades cosmopolitas a las que nosotros no podemos tener acceso por ser negros {de corazón} y rojos carmín de uña, además de que nos gusta "La cumbia de los monjes" y el talón de Ana Gabriel en mole de olla. Así que por el momento nos quedamos aquí con ustedes, putines de barrio. Besos mil.

AVISO URGENTE: SE SOLICITA SU COLABORACIÓN PARA LOCALIZAR A LAS SIGUIENTES MOCHILAS MICROTONALES (AQUÍ ABAJO LES DEJAMOS UNAS FOTOS). QUIEN LAS HAYA VISTO O LAS CONOZCA, COMUNÍQUESE DE INMEDIATO A LA AGENCIA NACIONAL DE INTERLOCUTORES CONTRARIADOS. TELÉFONOS: 5746-2397 / 5746-2399. AGRADECEREMOS DE SOBREMANERA SU OPORTUNA COLABORACIÓN CON NOSOTROS-TROS-TROS-TROS