jueves, 27 de noviembre de 2008

Bocadillo erudito: un aparato crítico bien rico y sabroso

Padre Nuestro[1]: el verde pasto[2] que escapó de sus cabales[3] dijo en alguna ocasión[4]… ¿mi vinito?[5] Hay que pensar[6]. Los mangos del Brasil[7] enuncian[8] tajantemente[9]… ¡Basta![10] ¡Malditos sean![11] los fenicios[12], pues abren puertas y cierran otras[13], ¡pero a mí no me sacas![14]

¿Qué[15] es[16] eso[17]? No me lo puedo explicar[18]: es una uña[19], amarilla y rimbombante[20] que[21] se hospeda[22] justo[23] en el[24]… ¡no lo toques![25] Sobre la justicia[26]… ¡híjole![27] ¡Zambombazeee![28] Sin embargo[29] la procedencia histórica[30] que acontece[31] más allá de nuestro horizonte[32], 107.9[33], espera en la esquina[34] con frecuencia[35] modulada[36], modelada[37], mortadela[38], limonada[39].

¿Q[40]uie[41]r[42]es[43]? ¡Oh, ‘tons no y ya![44][45]


[1] Agustín de Hipona, Confesiones, p. 52
[2] Walt Whitman, Hojas de hierba, p. 14
[3] Federico García Lorca, Romancero gitano, p. 33
[4] Confucio, Analectas, p. 115
[5] Charles Baudelaire, Las flores del mal, p. 76
[6] Martin Heidegger, Ser y Tiempo. p. 228
[7] Enrique Dussel, Política de la liberación, p. 354
[8] George W. F. Hegel, Ciencia de la Lógica, p. 36
[9] Omar Khayyam, Rubaiyat, p. 48
[10] Sören Kierkegaard, Temor y temblor, p. 24
[11] Arthur Schopenhauer, El mundo como voluntad y representación, p. 512
[12] Rudolph Koch, Las civilizaciones madre, p. 211
[13] Molière, Las preciosas ridículas, p. 45
[14] Hermann Hesse, El lobo estepario, p. 85
[15] Aristóteles, Metafísica, p. 159
[16] Elena Poniatowska, La noche de Tlatelolco, p. 56
[17] Edmundo O’ Gorman, La invención de América, p. 294
[18] Carl Sagan, Las maravillas del Cosmos, p. 98
[19] Alberto V. Tiber, Podología y salud, p. 234
[20] Arthur Rimbaud, Iluminaciones, p. 54
[21] Edmundo de Amicis, Corazón, p. 256
[22] Folleto oficial Hotel Fiesta Americana, p. 2
[23] Nicolás de Maquiavelo, El príncipe, p. 71
[24] George Orwell, Rebelión en la granja, p. 50
[25] Sun Tzu, El arte de la guerra, p. 22
[26] Platón, Leyes, p. 88
[27] Juan Rulfo, El llano en llamas, p. 94
[28] Enrique Bermúdez de la Cerna, Pasión y futbol, p. 47
[29] Michel Foucault, La historia de la sexualidad, p. 281
[30] Miguel León Portilla, La visión de los vencidos, p. 69
[31] Franz Kafka, El proceso, p. 14
[32] Hans-Georg Gadamer, Verdad y Método, p. 549
[33] Albert Einstein, Dios no juega a los dados: prefiere el backgammon, p. 971
[34] Xavier Velasco, El diablo guardián, p. 48
[35] Ira Levin, Los niños del Brasil, p. 194
[36] Hermann Sacher, El comunismo chino, p. 18
[37] Jorge Luis Borges, Manual de zoología fantástica, p. 95
[38] Chuck Palanhiuk, Nana, p. 213
[39] Alejandro Maldonado, Los châkras y la comida, p. 46
[40] Antoine de Saint-Exupery, El principito, p. 59
[41] Miguel de Cervantes Saavedra, El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, p. 587
[42] Bernardino de Sahagún, Historia general de las cosas de la Nueva España, p. 152
[43] Gershom Scholem, Las grandes tendencias de la mística judía, p. 211
[44] Juan Osorio, Mi Verdad, p. 297
[45] Michael Ende, La historia interminable, p. 102

5 comentarios:

Pers dijo...

Hahaha, ay Juanelo, a veces sí me quiebran... "Muy a veces"...
Besos y abrazos... Felices fiestas!

Ishbel dijo...

Vaya, eso me parece muy cortazariano...
¡Hay que barbarizarnos!

MESÍAS dijo...

excelentes y mamones como siempre!!

Anónimo dijo...

Juan Osorio jajjaja
(ya neta, pongan a la guera chaparra que me gusta mucho a repartir sus pendejadas, tengo ganas de ligarmela, por que ella siempre está como en otro mundo, ni nota cuando le veo sus nalgotas)

Anónimo dijo...

más critico no se puede jajajajajajajaj