jueves, 7 de octubre de 2010

CULTURA BV /// "A las viejas hay que pegarles": Inocencio Machuca


 Hoy en nuestra sección cultural, les presentamos una interesante entrevista con Inocencio Machuca, el "viene-viene" (o acomodador de autos en la vía pública) de mi cuadra, el cual es famoso dentro del contexto vecinal, entre otras cosas, por su aliento etílico, por estacionar mal los carros y cobrarles caro, y por adueñarse de un pedazo de calle que encontró a las afueras de un cine abandonado, territorio en el que actualmente vive con su esposa y sus siete hijos. Esta serie de logros en los campos social, laboral e interpersonal no han sido gratuitos ¿Cuál es su secreto? Se lo preguntamos. Según sus palabras, se debe, entre otras cosas, al empleo oportuno de la violencia física.

"Sí, pus la verdad me he dado cuenta que a las viejas hay que pegarles, porque además de que se lo merecen por fodongas, por rezongonas y por güilas, les gusta un chingo, les prende: luego-luego de que les pegas, quieren coger. Y cogen bien loco después de que te las puteas, se ponen acá, más calientes, bien cachondas, bien perras. Hay que tener los pantalones bien puestos en la casa, papá. Luego-luego que te quieran levantar la voz... ¡órale! Le sueltas el primer putazo en la boca. Hay que darle en el filito de los dientes, pa' que salga sangre. Y ya cuando se ven manchadas de rojo, se asustan y ya ni te dicen nada: así te ahorras energía, te reservas tus putazos para otra ocasión."

Respecto al mismo tema, también arguyó: "A los niños también hay que darles duro. Pinches escuincles, hay veces que no se callan la puta boca. Cuando empiecen de habliches... ¡zácale! Un buen vergazo en el hocico a tiempo te ahorra muchos pedos a futuro. Así pasa en todo ¡Imagínate: si Estados Unidos no se hubiera puesto al pedo con lo de las torres, y los terroristas, y esas madres... ¡uy, no! ¡Se lo hubieran seguido agarrando de pendejo los talibanes esos, pinches locos mugrosos! Por eso yo digo: 'putazo a tiempo, respeto seguro' ¿Cómo la ves, carnal? ¿No te pareció lo que dije, al chile? ¡Pus tú dices, puto, como la veas!..."

Dentro de sus planes futuros, nos siguió comentado, se ha propuesto colonizar las dos cuadras de junto, 'mandando a la verga' a los otros "vienes-vienes" que en este momento desempeñan sus actividades en ese lugar, nos imaginamos, bajo el efectivo método de imposición de su voluntad a través de la coacción, del poder que le otorgan sus puños y su pesada franela roja. Le deseamos mucha suerte en su proyecto, y esperamos que no sea el último, porque ya muchos dicen que tiene cirrosis, por borracho, y que le quedan como tres semanas de vida. Los mejores deseos para nuestro talentoso compañero.

1 comentario:

Paulemico (antes Tío Chueco) dijo...

Todo un personaje destacado el viene viene ese. Además es muy elocuente.